Skip to content

El Dorado estaba en California

agosto 25, 2010
by

Resulta que sin prejuicios todo puede ser visto con buenos ojos, y de igual manera, sin Historia tal y como nosotros la concebimos, se puede crear un futuro en el que no existen reglas ni devociones pasadas a las que deber pleitesía. Aunque todo esto parezca una utopía o un sinsentido, en realidad no lo es, ya que existe un lugar en el mundo donde se han dado estas circunstancias, y ese sitio prodigioso es California.

A pesar de ser descubierta en el siglo XVI, este pedazo del Nuevo Mundo fue echada al olvido durante más de dos siglos, hete aquí los siglos que marcaron la manera que tenemos ahora de ver el mundo. Sin Ilustración vivida, no se sufrió allí de su desengaño, y sin siglo XIX sumido en las tinieblas del Romanticismo, la desolación de los escasos habitantes que allí vivían se resumía en encontrar o no oro. Pues esto que tantas veces se ha utilizado como apunte despectivo, y viendo cómo es la fructífera California ahora, debería hacernos pensar cuánto de iluminados tenemos a esta otra parte del charco, porque ellos sin ruinas clásicas, sin poetas desgarrados, sin ejemplares filósofos, tienen algo que a los demás nos falta: confianza.

Ralph Eggleston, Primer día de colegio, Buscando a Nemo, 2003. Pastel. ©Disney/Pixar.

Y a base de confianza California es pionera en tecnologías, a falta de historia ella inventa millones para las pantallas, es centro turístico, exportadora de vinos, lugar de negocios y babel multicultural. Y en todo este meollo, definitivamente por aquello de no tener modelos a los que copiar, surge el Oakland Museum of California, donde lo mismo cabe naturaleza, arte o historia. El museo es el resultado de la unión de múltiples espacios, es decir, se organiza de la misma manera en que nació y creció el propio Estado, y allí se fusionan todo tipo de colecciones porque lo que aún no cabe en nuestros museos (nuestra Institución es mucho más severa), allí entra por la puerta grande.

Teddy Newton, superhero, Los Increíbles, 2004. Collage. ©Disney/Pixar.

De ahí que hasta enero del próximo año, el Oakland Museum acogerá la exposición Pixar: 25 years of animation, y es que Pixar ya forma parte de la historia de California. A decir verdad, ahora se cierra un círculo porque esta exposición es aquella que hace cinco años empezó a rodar por el mundo de forma itinerante (incluyendo al MOMA en su recorrido, por supuesto es él quien marca las pautas museográficas en Estados Unidos, y a quien se intenta copiar con desigual acierto en Europa), y que ahora vuelve a casa, un lustro después y con mucho más material de las maravillosas películas que la productora ha realizado en este tiempo, cinco años que en realidad son el retrato de la madurez de Pixar, con historias como Ratatouille, Wall-E, Up y Toy Story 3, que han marcado un antes y un después por conseguir ser consideradas como cine, sin necesidad de la apostilla “de animación”.

Robert Kondo, Remy en la cocina, Ratatouille, 2007. Pintura digital. ©Disney/Pixar.

Y esto pasa en Estados Unidos, y más concretamente en California, porque allí nadie había dejado dicho en ningún viejo legajo que la animación no fuera un arte, ni tampoco que no fuera una industria, porque allí, y sólo allí, la animación es una maquinaria pesada que mueve miles de millones de dólares, y a la vez, un criadero de talentos y de buenos artesanos. Porque allí llegó en 1920 un visionario, Walt Disney, y cambió la historia de esta disciplina, y fue allí donde este mismo hombre y su hermano Roy, fundaron la CalArts, donde se formaron artistas contemporáneos de la talla de Nam June Paik o Judy Chicago, y de donde han salido muchos de los que hoy idean lo que acabará siendo una historia made in Pixar.

Zootropo tridimensional creado para la exposición

Resulta entonces, que a pesar de no haber tenido nuestro Romanticismo, la tierra de los sueños que se cumplen es aquella, mientras nosotros seguimos esperando que algún día algo de aquello aparezca por arte de magia por aquí, pero igual que se perdió el tiempo en busca de una quimera de coordenadas inciertas, vista la situación, ellos seguirán avanzando y nosotros soñando.

Se ha publicado un catálogo, sólo disponible en la tienda del OMCA

Pixar: 25 years of animation

Hasta el 9 de enero de 2011

Oakland Museum of California


Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. junio 8, 2013 4:49 am

    Hi there! Your post rocks too as becoming a respectable wonderful fully grasp!
    ??
    I can??t seriously help but admire your blog web site, your website is
    adorable and nice
    My partner and I stumbled over here distinct site and thought I
    ought to examine issues out.
    I like what I see so i am just following you. Look ahead to discovering your web webpage yet again.

    • junio 8, 2013 4:51 pm

      Thank you very much for your words! It is true that the blog is abandoned, but motherhood and creating a new project does not leave me much time to write. Now, my partner and me dedicate all our time to illustration. This is our webpage: http://www.menufamiliar.es
      Best regards!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: