Skip to content

Un repaso a “Los mundos de Coraline”

junio 22, 2009
by
Los mundos de Coraline no me ha decepcionado, es más, ha cumplido mis expectativas, primero como espectadora, y segundo, como enamorada de la buena animación. En varios puntos expongo el porqué.

Los mundos de Coraline: una adaptación

Como ya sabréis es la adaptación del libro de Neil Gaiman y las adaptaciones nunca son fáciles. A veces hay que prescindir de cosas, otras hay que inventar personajes o exagerarlos para poder entenderlos, siempre hay que cambiar relatos por acciones, y casi todos estos cambios son consecuencia del tiempo, pero también se deben a que una película no es ni debe ser una copia del libro en el que se inspira. El cine tiene su propio lenguaje (ya muy desarrollado) y las adaptaciones no tratan de hacer el favor al público de evitarle tener que leer la novela, al contrario, le ofrece una nueva obra bajo la visión de alguien que supuestamente sabe hacer su trabajo como guionista y/o director. Es en definitiva algo nuevo. Sería estúpido tener que decir qué es mejor La muerte en Venecia de Mann o de la de Visconti, cuando ambas son dos obras maestras por sí mismas. Y es más, las adaptaciones me parecen un acto de valentía, sabiendo que mucha gente ya ha imaginado la obra antes. Por esto, pido a aquellos que han leído el libro y les ha decepcionado la película, que planteen la crítica con ojos nuevos, analizándola como lo que es, un producto cinematográfico.

La inspiración

Coraline es una gran película, su narración, sus personajes, sus resoluciones artísticas, su ritmo. Y como película de animación en stop motion es una joya.
Ni que decir tiene que el juego de la imaginación con mundos paralelos ha sido un tema muy recurrente entre los narradores de historias fantásticas. El género humano desea mundos en los que seamos capaces de hacer cosas que nos son prohibidas en este o de cumplir objetivos que somos incapaces de alcanzar en la vida cotidiana por nuestros miedos e inseguridades.

Mundos de colores y olores que nos gustan donde es normal convivir con personajes extravagantes y animales mitológicos. Desde la creencia en el más allá, los mundos paralelos van y vienen adaptándose a las modas. Es cierto que Coraline tiene mucho de Alicia (las pequeñas puertas, el mundo del juego, la necesidad de diversión…) pero Coraline lo que hace es sustituir a sus propios padres. Cuenta descaradamente lo que muchos hijos quisieran porque aunque suene duro oírlo, a los amigos los elegimos pero la familia es la que nos toca. De aquí las frustraciones de muchos hijos poco atendidos y poco apoyados por sus padres. Pero Coraline es una historia para niños, y por tanto, tiene un final más o menos feliz: los padres se han relajado porque han conseguido su objetivo, terminar el catálogo, pero no son conscientes de lo que le ha ocurrido a su hija.

El tema

Básicamente Coraline nos está hablando de la soledad. Protagonista y bruja son mucho más parecidas de lo que en principio puedan parecer. Ambas están solas, se sienten solas y necesitan compañía. Ambas son de algún modo arañas secuestradas en su propia red. Incluso ambas tienen un punto repelente, que irónicamente les hace ser almas gemelas.

La diferencia es que una juega el rol de la bruja malvada y por eso no sabe cómo rodearse de compañía sin devorarla; y la otra, es la heroína, y casi sin quererlo, acaba rodeándose de buenos amigos a los que cuidar y con los que divertirse. Coraline acaba tomando conciencia de que su sensación de soledad la ha creado ella misma, y como única culpable, busca la solución cambiando su actitud.

Otros temas

El divertimento es algo que está muy presente en la película y aparece representado mediante dos elementos: el circo y el jardín.

El circo es una referencia a una época pasada en la que los niños no tenían consolas para divertirse. Entonces era la magia o la tensión de ver actuar a los trapecistas lo que hacía soñar a los niños con volar y con lugares imaginarios dentro del mundo real porque el mundo virtual aún no existía, de hecho aquí Selick trata a las computadoras como elementos idiotizantes que nos embeben hasta olvidarnos de ser partícipes del crecimiento de un hijo. Paradójicamente, el planteamiento del juego y su resolución nos sitúa muy cerca de los juegos de pruebas que se han popularizado entre los consumidores de videojuegos, pero superando sus límites (recordad que ella sí llega a su casa con rasguños y manchada tras el juego).

El jardín es el otro lugar tratado como centro de diversión. La creación de jardines viene desde la Antigüedad como lugares naturales creados por el hombre como si de paraísos terrenales se trataran. Con el tiempo, y sobre todo a partir del Renacimiento, y muy extendido en el Barroco, los jardines se convirtieron en lugares donde las cortes practicaban juegos, servían de escondite para los amantes y representaban el dominio de los salvaje por parte del hombre.

En el caso de Coraline, el jardín es el hilo de unión con sus padres: ella quiere crear un bonito jardín, ellos escriben sobre jardinería, cuando ni si quiera les gusta la tierra. Hablan de lo mismo pero en lenguajes diferentes, no hay una comunicación entre ellos porque Coraline aún es una niña y sus padres ya han perdido la inocencia, ven su trabajo como un modo de obtener un sueldo, no como su ilusión.

 

Si el jardín es importante por ser además el lugar donde acaban conviviendo todos los personajes de la película, la casa victoriana es un personaje más en la película. Pink Palace es tan protagonista como lo fueron Manderley (Rebeca, Alfred Hitchcock, 1940) y Xanadú (Ciudadano Kane, Orson Wells, 1941). De hecho, estas dos casas representan muy bien la doble personalidad del Pink Palace; Manderley es la casa bella pero aburrida y triste en la que el pasado está demasiado presente, es la casa real de Coraline; La otra casa es la representación de Xanadú: brillante, ostentosa, con todo lo deseado, pero en el fondo todo es superficial, es un simple espejismo que enmascara las inseguridades y la soledad de su dueño.

 

El arte

La casa victoriana y los detalles decimonónicos nos arrastran a una época que encuentra su inspiración en Degas (interiores, colores pasteles, tema del espectáculo), en Monet (las nieblas y las figuras silueteadas), y por supuesto, la referencia más clara es a Van Gogh y su noche estrellada.

 

El impresionismo es claramente el más influyente de los movimientos artísticos en la película, y los colores complementarios, elegidos cuidadosamente en cada escena lo confirman. Pero también hay arte de otras épocas como el jardín en forma de cara de la protagonista a la manera de los retratos manieristas de Archimboldo, la máxima expresión de las vánitas: el retratado aparece como algo efímero.


            


Por cierto, muy acertado el guiño a Ladislaw Starewicz, entomólogo y cineasta, a través de los bombones-cucarachas de la bruja. Este hombre empezó a hacer animaciones con los esqueletos de insectos a principios del siglo XX, creando así la animación stop motion.

The end

Se podría hablar mucho más de Coraline: el vestuario, los personajes secundarios, el gato como animal fantástico… pero no acabaría nunca y el post se haría insoportable.

Simplemente, Los mundos de Coraline es un canto a la imaginación perdida, a la infancia cada vez más corta y nos invita a vivir muchas vidas en la nuestra porque es tan importante lo que vivimos como lo que soñamos, ya que ambas vidas nos hacen ser nosotros mismos.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. marzo 22, 2011 2:20 pm

    me encanta pero la bruja da cosilla……

    • marzo 22, 2011 2:32 pm

      Es una peli espectacular, una joya del stop motion, y me encanta lo cuidado que está todo el arte. Me alegra que te gustara. Muchas gracias por tu comentario!

  2. Paula Vinet permalink
    septiembre 22, 2014 5:40 pm

    Tengo 14 años, y cuando vi la película por primera vez, a los nueve, me dejó muy impactada: desde los extraños y misteriosos personajes, hasta los sombríos y bien realizados ambientes. Porque es cierto, además de todo lo que menciona la autora de éste post, también están la perfección y el detallismo con el que fue realizada la película. El auto de los padres de Coraline, la ropa, la casa, los elementos de cada habitación, los árboles… todo está hecho con un realismo verdaderamente impresionante. La trama de la película está muy bien desarrollada (de manera misteriosa y atrapante), y es muy buena la enseñanza que intenta dejar. Admirable. Realmente, perfecta.

  3. Brenda permalink
    enero 30, 2015 4:59 am

    Me encanto tu critica es muy buena ! 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: